La escuela es una pieza clave en la contribución al buen trato a la infancia: las niñas y los niños pasan allí una parte considerable de su tiempo, en edades muy sensibles. Reciben formación académica, pero también instrumental, moral,. de hábitos, etc. Aprenden en las clases, y también en la convivencia y en la relación que establecen con las personas adultas y los iguales. En la actualidad, se demanda a la escuela tanto funciones académicas como otras que tradicionalmente quedaban en el ámbito familiar o de otroas instituciones, y sin facilitarle de manera satisfactoria la autoridad y recursos para poder llevarlas a cabo. Meniños, como entidad que trabaja en el campo de la infancia en situaciones de dificultad social, es consciente de que la escuela es un marco privilegiado en la detección y atención temprana a los niños y niñas cuyas necesidades no están bien atendidas en el marco de la familia, y también de que es preciso dotarla de ideas, herramientas y medios para intervenir de manera más eficaz ante estas situaciones. Así, el proyecto "Cuando el semáforo está en ámbar" combina aspectos de sensibilización y prevención primaria con servicios centrados en el asesoramiento para la resolución de situaciones concretas (prevención secundaria), e incluso de intervención directa con las niñas y niños y sus familias.

Esta propuesta se llevó a cabo en Galicia en cursos pasados.

Para descargar el material educativo, pulsa en la imagen.